10/6/17

El 'enchufe' de familiares y amigos es el método más efectivo para que los jóvenes encuentren trabajo. MENOS MAL QUE ESTO EN LA DIPUTACIÓN NO SUCEDE.

Colaborador: Ameba
Más de un 40% de los jóvenes que en 2016 tenían trabajo habían conseguido este puesto gracias a la ayuda de familiares, amigos o conocidos. Así lo ha constatado el Instituto Nacional de Estadística (INE), que hoy ha publicado un módulo
sobre los jóvenes en el mercado laboral y en el que apunta que "entre los 4.142.400 asalariados de 16 a 34 años el método más utilizado para encontrar su empleo actual fue a través de familiares, amigos o conocidos (41,68%)".
De esta manera, el INE evidencia que el denominado enchufe es la forma más efectiva y habitual para encontrar un puesto laboral, y lo es además con mucha diferencia sobre la solicitud directa al empresario que "fue utilizada por el 21,7%" de los jóvenes. Por su parte, los anuncios en medios de comunicación o internet sólo fueron útiles para el 9,9% de los asalariados.
La vía de los familiares y amigos fue especialmente importante para los jóvenes de entre 16 y 24 años. En este grupo, la cifra de enchufados llegó hasta el 46,3%, mientras que entre los asalariados de 30 a 34 años el dato se queda en el 40,5%. "En cambio, la solicitud directa a empleadores cobra mayor importancia con la edad (20,45% de los jóvenes de 16 a 24, frente al 22,66% de los de 30 a 34 años)", añade el INE en el documento.
Por su parte, el método menos utilizado entre los jóvenes fue el de las oficinas públicas de empleo. Apenas un 2,4% de este grupo de asalariados encontró trabajo a través de esta vía, cifra que está en línea con otro dato que ofrece el INE: de los 3.205.800 jóvenes que empezaron a trabajar hace menos de un año en su empleo principal o estaban parados, un 88,5% asegura no haber recibido ningún tipo de apoyo institucional para encontrar un puesto.
(Ver aquí: http://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2017/06/09/593a8f34468aeba56b8b464d.html

1 comentario:

Pasaba por aquí y... dijo...

Llamativos güarismos. Sin perjuicio de lo llamativo del asunto, no creo que sea equiparable el caso de un empresario que contrata a un sobrino con que en una admon publica entre gente por la misma cara.