9/5/17

Una reflexion personal sobre el cierre de la residencia de la Linea

Colaboradora: Desde la Línea

Esta es una reflexión personal sobre el cierre de la Residencia de la Línea y cómo nos hemos comportado, quienes trabajamos / trabajábamos en ella.
Sólo decir que estoy un tanto decepcionada porque, realmente, no hemos hecho nada para que la residencia siguiera abierta y no se privatizara la atención a los abuelos.
El primer día, cuando la visita de la Diputada, nos revolvimos. En nuestro descontento y protesta poníamos a los abuelos y abuelas como el centro. Lo hacíamos por ellos. No había derecho a hacer lo que se estaba haciendo porque ellos no se lo merecían.
Pero en cuanto los sindicatos negociaron el cierre y los que trabajamos aquí no vimos peligrar nuestros puestos de trabajo, se acabaron las protestas y el apoyo a quienes continuaban insistiendo en el NO al cierre de la residencia. Surgió el silencio.
El traslado a una residencia privada no mereció ni concentraciones, ni ninguna otra protesta en las redes sociales. Teníamos el puesto asegurado y se acabó lo que se daba.
Una decepción.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón, no teníamos que haber consentido que nos asustaran con sus amenazas

Anónimo dijo...

Yo no veo a los trabajadadores de la linea muy preocupados,siguen teniendo la cartera llena...

Defensa Ciudadana Activa dijo...

Desconozco cuánto supone el desplazamiento de los trabajadores (ex-trabajadores) a sus nuevos centros de trabajo. Imagino que ese sobrecoste se habrá compensado de alguna forma, "gracias" a la negociación de los sindicatos, y las ganas de los políticos por traspasar usuarios a la nueva residencia privada, imagino que una vez "garantizadas" las condiciones de trabajo lo demás pasó a segundo plano.

Como digo sólo imagino... porque los números no se han hecho públicos (de momento), pero la comparación del coste de ese convenio, con 600 mil euros/año para 20 usuarios, cuando otras no muy lejos se apañan casi con la mitad para el doble de usuarios, me parece que requiere una explicación.

Ah, y por cierto, como a buen seguro sabrán las organizaciones que reciben subvenciones, cuando éstas superan determinado importe quedan dentro de la Ley de Transparencia y sus obligaciones de PUBLICIDAD ACTIVA. Vamos, que no habría que pedirles cifras porque estarían bien situadas en su página web, etc, etc.

Lo digo porque igual desde la administración debería comprobarse e informar de este detallito no sea que luego haya tirones de orejas...

Anónimo dijo...

Esto es lo normal en la Diputación. Ande yo caliente que le den a los demás.

Anónimo dijo...

Por una parte es comprensible que quienes trabajan en la Residencia se hayan buscado las papas. LO que no es ya tan comprensible es que quienes vociferaban, largaban por los pasillos, ponían a caldo a la autoridad competente que nos había visitado para anunciarnos el golpe de mano del cierre de la residencia, hablasen y hablasen de los pobres residentes y de la put... que se les hacía y de que no se iba a consentir y bla bla bla y al día siguiente, con el acuerdo de los sindicatos, los residentes pintaban menos que un clines de usar y tirar. Eso no lo entiendo. Me gustaría que alguien lo explicase y diese razones convincentes para ese cambio tan radical.

Anónimo dijo...

Esta muy bien opinar desde fuera de la barrera. Cuando te dan 30 minutos, para decidir; y esa decisión se toma a mas de 100kms de la Residencia; si sigues con las movilizaciones y si no pasas por el aro; ya Diputación ha puesto encima de la mesa el importe del despido de 30 familias. Algunos pensamos "a ver si tienes cojones de despedirnos" pues tenemos opciones de trabajar en otros sitios. Pero hay personas de 50 a 55 años que donde van ha encontrar trabajo.
Pues hay los tienes, metiéndose entre pecho y espalda 100km de ida 100km de vuelta. y fuera de su casa entre el trabajo y el traslado de 11 a 12 horas diarias.
Y yo no estoy conforme como se ha llevado esta situación, pero tu ¿te hubiese jugado el pan de 30 familias? y con las edades de estos trabajadores

Anónimo dijo...

Para el anónimo anterior. Estoy convencida que si hubiéramos seguido con las movilizaciones, con el apoyo del ayuntamiento y la gente de la Línea no hubieran tenido narices de despedir a nadie. ¿Sabéis la que se hubiera armado si se atreven a despedir a 30 personas? Piénsalo. No tienen reaños para hacer tal barbaridad. La Línea se hubiera echado a la calle y hubiera sido un escándalo a nivel nacional. El PSOE no está para aguantar una embestida de este tipo.
Con mayor o menor discrepancia con el artículo, creo que la gente que trabajasteis en la Residencia os habéis vendido por un plato de lentejas pasadas.

Anónimo dijo...

Los trabajadores de la linea les daba igual los ancianos,lo unico q querian mantener sus sueldos sin hacer nada...

Anónimo dijo...

Tu sabes, que hace años se cerro la Residencia Municipal de Mayores. Pues entre comillas nadie se entero, ni se efectuaron movilizaciones, ni nada de nada. Ni pueblo, ni agentes sociales; ni políticos. En este pueblo El Rocio y la Feria a eso si le hacen caso.
En cuanto a Diputación, han cerrado centro asistenciales por toda la provincia y han despedido a gente, y nadie a menea un dedo. Han recolocado a los usuarios con y sin su consentimiento. A Diputación le importa un bledo. Se lo puedes decir a los jueces, defensor del pueblo, etc., lo dilatan en el tiempo con recursos y otras estrategias similares y los casos caducan.
Esa es la realidad

Anónimo dijo...

Así nos va en esta provincia. Los amos mandando y los esclavos callando.

Pasaba por aquí y... dijo...

Yo lo tengo MUY CLARO, y que conste que escribo desde la seguridad de tener las habichuelas bien amarradas: de haber estado en la situación de l@s trabajador@s de la residencia, ante las presiones y amenazas de la Diputación, hubiera firmado sin dudarlo el acuerdo al que finalmente se llegó. Es muy fácil criticar y ponerse en plan Ché Guevara desde fuera, pero lo primero es lo primero, y no es precisamente el bienestar de los abuelos, que eso estaba garantizado, sino llenar el plato de tu hijo cada día, aunque sea a costa de alargar la jornada y pegarte más de 200 km para ir y volver de tu puesto de trabajo.

Se puede ser todo lo valiente y decidido que uno quiera, pero que te digan que tienen el dinero preparado para pagarte el despido impone. Ponte tú en esas circunstancias en plan revolucionario, cuando se ha visto que movilizaciones y más movilizaciones a todos los niveles no han conseguido NADA, y se han producido despidos, recortes de sueldos y derechos de todo tipo prácticamente en todos los sectores. Y no me pongáis como ejemplo a los estibadores, que una cosa es movilizar a un municipio deprimido como es La Línea y otra paralizar los puertos y la economía de un país, y todos sabemos, estibadores incluidos, que al final tendrán que tragar.

Repito: es muy fácil hablar desde fuera, cuando no eres tú el que está metido en el ajo. El pan de cada día se ha puesto muy caro y no se puede jugar con él con la romántica idea de resistencias y luchas absurdas.