8/7/15

Nota del CSIF sobre el despido de Paloma (sala de emergencias 085)

El Tribunal considera acreditado que el despido se debía a una represalia sindical.
CSIF espera que el Consorcio de Bomberos y la Diputación tomen medidas para impedir que una empresa que funciona con dinero público siga vulnerando derechos fundamentales de sus trabajadores
 Cádiz,  7 de julio de 2015
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, quiere hacer pública la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por la cual se confirma que la empresa Qualytel Arvato, concesionaria de la sala de emergencias de bomberos 085 en la provincia de Cádiz, despidió a una trabajadora falseando los motivos. Concretamente, el TSJA considera
acreditado que el cese de la operadora de la sala fue en represalia por su actividad sindical en la empresa, y por tanto, vulneraba un derecho fundamental recogido en la Constitución española.
Del mismo modo, el TSJA condena en costas a la empresa Qualytel Arvato por recurrir la sentencia que ya dictaminó meses antes en primera instancia, en el que ya recogía que el despido era nulo y la trabajadora debía reincorporarse en la empresa.
El TSJA reprocha a la empresa que tratase de recurrir aquella sentencia para defender que el despido se debía a un motivo disciplinario, sin que siquiera lo hiciera constar en la redacción del recurso. De hecho, el tribunal da por válida la grabación de la conversación en la que representantes de la empresa, reunidos con la afectada, le aclaraban que el despido por motivos disciplinarios era una simple excusa, un simple trámite, para poder despedirla y que ella pudiera cobrar una indemnización por la improcedencia del despido. En dicha conversación grabada (avalada por prueba testifical y conocida por la empresa desde que se presentó la demanda por el despido), la empresa argumentaba que tenían que despedirla porque las reclamaciones sindicales de CSIF estaban llevando a Qualytel a los medios de comunicación constantemente.
Con esta sentencia, CSIF espera que la Diputación y el Consorcio de Bomberos tomen las medidas oportunas contra aquellos funcionarios que incitaron al despido (tal y como queda probado por la conversación grabada), así como el cese del responsable de la empresa Qualytel Arvato en la sala del 085, encargado de recurrir a la grabación de una actuación de rescate en montaña que, sin ninguna excusa, utilizaron para despedir a la afectada.
CSIF recuerda que la afectada, con minusvalía reconocida, ha sufrido daños morales difíciles de cuantificar, dado que es una trabajadora ejemplar y reconocida entre sus compañeros y bomberos de toda la provincia.
Para CSIF no es lógico que desde la Administración pública se permita que empresas que operan con dinero de todos los contribuyentes para desarrollar servicios esenciales para la sociedad tengan tan mala fe hacia sus trabajadores; les despidan acusándolos falsamente de desobedecer a sus superiores y, para colmo, recurrir las sentencias que condenan sus desmanes.

Por todo esto, CSIF insiste en recordar que si el Consorcio de Bomberos absorbiera la plantilla de la sala del 085 como personal laboral, conllevaría más de 500.000 euros de ahorro al año.

5 comentarios:

Manuel Tizón. Delegado de Personal Sala 085 Bomberos dijo...

Señoras y señores seguidores de este Blog. ¿Alguien duda aún? Busco una actuación confidencial del grupo de rescate en montaña, con su número de registro (completito que no falte de ná), en donde Paloma fue felicitada, la presento en el juzgado, y busco no solo despedirla injustamente, si no también hundirla para su futuro (si es que a una mujer de más de cincuenta, con una importante minusvalía en la provincia de Cádiz y con estos antecedentes la fueran a contratar de nuevo). "Valientes" los funcionarios. Seguro que cuando llegaron a su casa después de haber ideado su despido presumieron con sus mujeres de tan arriesgada actuación. Pero claro, todo me da igual, seguro que el PSOE les echa una manita como antes lo hizo el PP, y lo disimulamos como una anécdota sin importancia, al fín y al cabo, que vale una persona, ¿1.500.000 euros que nos cuesta a los ciudadanos el servicio? Cuando en vez de a Dios, adoras el dinero, la respuesta es muy fácil, ¿verdad cliente?

Antuan Rodriguez Guzman dijo...

Que grande eres Manolo, cada día das mas lecciones a la mancha de cobardes que tenemos un abrazo

Fatima Ponfer dijo...

Ole por los compañeros valientes! ;-)

Anónimo dijo...

¡¡Ahora por lo penal!!

Y a ver si el titular del juzgado que lleva lo de Qualytel deja de perrear y le da un empujoncito al expediente de esta empresa de negreros creada por exconsejeros y afines de los gobiernos sociolistos con el único fin de llevárselo crudo.

J. M. Ahumada dijo...

La crearían socialistas, cosa que no pongo en duda, pero los que promovieron mi expediente de expulsión por defender a Paloma, eran peperos. Así que algo tiene esa podrida empresa que encandila a todo el espectro política de nuestra administración pública.
Tanto los encandila, que el ex presidente Loaiza no tuvo empacho en mentir (no lo digo yo, viene en la prenda), dijo que no había sido informado del despido de Paloma Gil, e informó de lo contrario al defensor del pueblo andaluz.
Una trama en toda regla. Para acabar una pregunta:
¿Por qué los delegados de Qualytel-Cádiz de CCOO cobraban sobresueldos de la federación de banca de dicho sindicato?