17/11/14

Sr. Diputado de Personal, en la contratación de personal: Las cuentas claras y el chocolate espeso.

Seguramente el Diputado de Recursos Humanos y el Director, el Subdirector y la Jefa de Servicio del mismo Área, habrán oído en más de una ocasión el refrán de "Las cuentas claras y el chocolate espeso".
Se lo voy a explicar, aunque de poco sirve ya que no leen este blog (o tal vez sí, porque ahora que recuerdo el Sr. Diputado de marras dijo que me iba a denunciar por haber escrito una entrada sobre él titulada "Dónde está Wali").
El refrán resalta el hecho de que las cosas han de estar bien hechas, claras, fáciles de entender, concisas y trasparentes, así como el chocolate solo es tal si es espeso.
Y he de decirles que Vds, cada vez que se realiza una selección de personal lo hacen todo extraordinariamente difícil de entender, oscuro y enrevesado. Osea, mal hecho. 
¿Qué consiguen con esto? Pues que un número importante de personas, más de lo que es considerado normal, les pongan a caldo, que el prestigio de la Diputación esté por los suelos (porque no se trata sólo de cientos de comentarios de se hacen en Diputaneando, sino de las decenas de entradas que se escriben denunciando estos hechos en los facebook particulares). También se consigue un efecto indeseable: que la gente se enfrente entre sí, generando un conflicto que no debiera existir, cuando los responsables de todo lo que acontece son el diputado, el subdirector, el director del Área y la jefa de servicio.
O es que ¿no cobran de acuerdo a esta responsabilidad? 
Y si consideran que lo hacen lo mejor posible, tenemos un problema, porque entonces no se trataría de una actitud conscientemente incorrecta sino de una manifiesta ineptitud para el cargo que ejercen.
Y esto no tiene nada que ver si estas personas son o no son buena gente. Se les presupone lo primero. No hay que confundir la velocidad con el tocino. 
Realmente, no hay una explicación razonable a lo que acontence una y otra vez, porque si estas personas responsables fueron colocadas en estos cargos por sus méritos y preparación, no es entendible el maremagnun de descontento, cabreo, protestas (e incluso denuncias judiciles) que generan con cada una de las convocatorias de contratación de personal (DUES, Cocineros/as, Auxiliares de Geriatría... y la que te rondaré morena).

Pues sí, sin duda alguna, en recursos humanos, ni las cosas están claras ni el chocolate se sirve espeso. ¿Hasta cuando?.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pedimos justicia y nos valoren las puntuaciones a todas por igual...basta ya de privilegios para determinadas personas.

Curiositae dijo...

El problema es que no están capacitados para aprender de sus fallos, y zas a cada cual mayor...pero vamos que estamos hablando del PP y antes PSOE, no osé con quien lo hace peor, después se extrañan del auge de podemos , de que se les llame casta y que la ciudadanía desconfíe de ellos, si al menos dimitiera alguno que otro, podríamos pensar en que tienen dignidad, pero esta casta por no tener, no tiene ni eso....

Anónimo dijo...

tal vez no se pueda hacer mejor de lo que se hace.

Anónimo dijo...

Vaya casta de mierda que sois, y vais presumiendo de señores y señoras cuando desconfiáis de vosotros mismos, espero que cuando Podemos esté al frente, vuestras señorías lo paguéis y vuestra familia pasen por lo que estamos pasando la gente de bien