24/11/13

Vamos a contarNOS mentiras

No voy a defender a los políticos de las críticas aceradas que vienen recibiendo desde hace años, a diestro y sinestro. Creo que se las merecen y que se han hecho acreedores de tales críticas debido a la basura –inmensa basura-  que han generado en su paso y aprovechamiento personal de la vida política.
Pero hay algo en lo que estoy en profundo desacuerdo cuando los
vapuleamos sin piedad. Es el hecho de que los colocamos en otro plano diferente al nuestro. Allí está la zafiedad, el compadreo, el enriquecimiento, el vivir del cuento, la mala praxis, la corrupción lampante… Nosotros vivimos en otro mundo y no tenemos nada que ver con ellos. Eso sí, todo lo que nos ocurre, pobrecitos de nosotros,  es debido a esos malos políticos gobernantes que actúan en desacuerdo a lo que pensamos y queremos.
Esta es la mentira ¡piadosa! con  la cual conseguimos quedar al margen de tanta basura. Mentira que nos sirve para echar balones, autocompadecernos y librarnos de cualquier responsabilidad en la situación actual.
Pues sí, lo considero una inmensa mentira. Porque si esos políticos mediocres, rodeados de gente mediocre, que nos gobiernan desde hace tantos años –ya sean del psoe o del pp- están donde están , es porque los hemos votado una y otra vez, porque los mantenemos en sus puestos con nuestro silencio, porque –en definitiva- nos encantaría ser como ellos, vivir como ellos y corrompernos como ellos. Por eso callamos y defendemos a los corruptos de nuestro partido e insultamos con inquina a los del partido de enfrente.
Así que cuando llegamos al acuerdo  social, que parece ser unánime, y gritamos a los cuatro vientos que los políticos que nos han gobernado o nos gobiernan en la actualidad, son una pandilla de sinvergüenzas, lo que realmente debiéramos pensar es que nosotros hemos votado a nuestros iguales, pues hemos nos hemos visto reflejados en ellos y por esto les hemos dado nuestra confianza y el poder de “conducirnos”.
Por lo tanto ¡menos lobos, caperucita!  Deberíamos empezar a mirar cuánta basura escondemos debajo de nuestras alfombras, reconocerla como tal y hacer una limpieza profunda. Seguro que entonces  la basura de arriba no tendría sustento y desaparecería en un breve espacio de tiempo.
Porque los políticos que tenemos, que nos hemos dado, son nuestro fiel reflejo, están hechos a nuestra imagen y semejanza.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema es que mucha gente (yo incluido) siempre que nos enfrentamos a las urnas, nos hacemos la misma pregunta: "¿Elijo al malo, o al menos malo?" Y acabamos votando al que creemos menos malo, aunque nos tengamos que poner una pinza en la nariz para votar. Y como esta puta ley electoral que tenemos relega la vida política al bipartidismo, ya me contarás que opciones quedan ¿No votar? Puede ser una opción, pero si no se da un "NO VOTO" masivo, tampoco sirve para nada.

Anónimo dijo...

Demasiadas mentiras. Como el Presidente de Diputación Loaiza con el tema de Paloma de la Sala 085 de bomberos. Ni una sílaba ha cumplido. No nos extraña que este mejor en la política que de militar. Tener honor y cumplir la palabra le daba alergia. Entre estos señores que solo se deben al Dios Euro esta mucho más cómodo. La subcontrata sigue (la investigada por la Guardia Civil) y Paloma en la calle y a una semana del Juicio (día 3 de Noviembre Martes 10.00am). Al PP parece que al igual que al PSOE las empresas relacionadas con la CORRUPCION les encanta. Loaiza = Mentira

Anónimo dijo...

Un "NO VOTO MASIVO" o una masiva manifestación pública de aversión al infecto panorama político que tenemos. Algo parecido al 15-M pero más intenso, mejor vertebrado y que no se diluya a los tres meses. Esa es la única opción que yo veo para de verdad acorralarlos y que tomen conciencia de una vez de que la ciudadanía ya está HARTA de ellos.
¿Difícil? Pues si. Mucho. Demasiado quizá.