12/7/13

La gran mascarada de las primarias andaluzas

Solos las personas adeptas y sumisas, que tragan con todo lo tragable, pueden pensar que en los partidos políticos prima la democracia sobre otros intereses.
Ya vimos como Aznar, tocado de la gracia divina, nombró a su delfín, Rajoy. ¡Casí na! Dedazo el suyo.

Y aquí en Andalucía,  el buenísimo presidente Sr. Griñan nombra a su delfina Sra. Susana para que gane las primarias. 
¡Que se presente to er mundo que quiera! grita el demócrata Griñan. ¡15 días para buscar 7.000 avales! Eso sí, sin entregarles a los aspirantes censo alguno, para ponérselo más divertido. Mientras, Susana, la candidata oficial se niega de debatir con quien no tenga los 7.000 avales. ¡Faltaría más que la agarraran en un renuncio antes de haber ganado! Para allanarle el camino ponen a su disposición los aparatos municipales de muchas provincias y prohiben el uso del certificado digital para los avales, no sea que venga el alcalde de Jun que tiene centenares de seguidores en internet y les joda el invento de la casta Susana. "Lucho por la unidad del partido" repite esta mujer. ¿Qué circo! ¡Para descojonarse!.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues sí, Juanfran, así es. Ahí tenemos a doña Susana, vivo ejemplo de lo que es vivir "de" la política, sin oficio y todo beneficio (para ella, claro). Todo un ejemplo el que está dando el PSOE de lo que NO debería ser la política. Es que es de cajón: ¿cómo pretenden que los "rivales" consigan avales sin tener acceso al censo?. Es algo esperpéntico...

¿Y así quieren los socialistas que se vuelva a confiar en ellos?. Suerte tienen que enfrente está este PP desnortado, acosado por la corrupción, y que tantas cosas tiene también que tapar.

Pero mira uno a la izquierda, ó a la derecha, y ¡vaya espectáculo!. Lamentable.

Carlos Facio.