10/6/13

El Psoe tiene una ejecutiva de derrotados (Francisco Vázquez del PSOE)

Varias veces he comentado en este blog que tenemos dos grandes problemas. El primero es grave: el ejecutivo del PP. Y otro gravísimo: la oposición del PSOE. 
Una oposición lela, absurda, perdedora, sin garra, perdida, sin ideas. Necesitamos un oposición que plante cara al actual ejecutivo con ideas, actitudes, comportamientos diferenciados. Necesitamos una oposición ilusionada... ¡¡¡Bahhh!!!
Difícil lo veo. ESto es lo que dice el militante socialista, Francisco Vazquez, de su
propio partido. Yo lo firmo y lo rubrico  
"Hoy la Ejecutiva del PSOE está integrada por personas que han sido derrotadas en todas las elecciones a las que se han presentado. Derrotados repetidas veces y de forma abrumadora, con la única excepción del alcalde de Toledo. Además, la casi totalidad de integrantes de esa Ejecutiva de derrotados tienen su origen en el propio partido. Si dejan la política no tienen profesión. Están instalados en la resignación de la derrota. No aspiran a ser un partido hegemónico y de gobierno. Están en la coalición, en un espacio compartido con la izquierda radical. Carecen de experiencia y conocimientos y, sobre todo, han sido rechazados por el ciudadano. Mientras no se supere eso estamos condenados a esta decadencia ideológica, que aleja a millones de votantes del PSOE"
"Sí, Rubalcaba y la Ejecutiva tenían que haber dimitido tras las generales. Es lógico ante una debacle como la que hubo. Eso ha conllevado que no haya un liderazgo fuerte. Para desesperación de muchos como yo, las preocupaciones del Partido Socialista son más las internas que responder a las necesidades de los ciudadanos. Tremendo. Es una Ejecutiva de derrotados. El secretario de Organización se presentó dos o tres veces a candidato de Castilla-León y fue derrotado. Trinidad Jiménez fue derrotada a todo lo que se presentó, Comunidad, Ayuntamiento. Rubalcaba, lo mismo. No tienen otra salida más que la política"
(Ver más en ABC)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Vale, vale. Tampoco hay que repetirlo dos veces.