29/5/13

Decálogo de la jerarquización incompetente. ¿Verdad o mentira)

El principio de Peter, basado en el «estudio de las jerarquías en las organizaciones modernas», o lo que Peter denomina «hierachiology» («jeraquiología»), afirma que las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad, hasta que alcanzan su nivel de incompetencia. Este principio fue formulado por el catedrático de ciencias de la educación de la Universidad del Sur de California, Laurence J. Peter en su libro The Peter Principle, de 1969
Conclusiones:
A- Toda persona eficaz debe ser propuesta para un ascenso.
B- Toda persona puede alcanzar su nivel de ineficacia tras varios ascensos.
C- Los ineficaces permanecen en sus puestos sin ser degradados a su nivel de eficacia.Así, con el tiempo, una estructura puede ser totalmente incompetente por acumulación. Ahora, tras haberme dedicado a detectar y observar cómo funcionan varias de estas estructuras jerarquizadas, dominadas por la presencia o acumulación de personas ineficaces o jefes incompetentes, puedo decirte que si caes dentro de una de ellas, no te desesperes; sigue estos consejos… y se feliz:

1-)  No rebases la capacidad de incompetencia de un superior con tu eficacia; mantente siempre por debajo de su nivel. Si tu capacidad le desbordase, jamás tendrá en cuenta tus propuestas, aunque fuesen las mejores, porque evidenciarían aun más su incompetencia.
2-)  No realices plenamente satisfactoria la labor encomendada por tu superior. Dale pie para que haga alguna puntualización, demostrando así su rango.
3-)  Observa a tu alrededor el desarrollo de las tareas, y utiliza la misma pérdida de tiempo que los demás.
4-)  Cuando hayas finalizado una tarea, ocupa tu tiempo en algo vistoso como en mover cosas o papeles de un sitio a otro, o en colocarlos varias veces.
5-)  No realices en 5 horas la labor de 8; siempre deja un poco para la jornada siguiente.
6-)  Tu capacidad seguro que te permite ejecutar varias tareas simultáneamente pero “organízate” y realiza primero una y,… luego… la siguiente.
7-)  Debes ser condescendiente con tus compañeros ineficaces perdiendo el tiempo juntos o murmurando sobre la ineficacia de los demás.
8-)  No se te ocurra dar soluciones (aunque las sepas), a temas que sean mas allá de las competencias encomendadas. Deberás aislarte e ignorar la solución.
9-)  No pienses, ni organices ni planifiques. Realiza tu labor sobre la marcha.
10-) Cuando ya seáis varios los que no tenéis iniciativas, convocad una reunión.

MORALEJA: “Para tener éxito en toda organización jerárquica incompetente, debes disminuir tu eficacia hasta alcanzar un nivel similar al de incompetencia de los demás. Así conseguirás ser bien aceptado por los jefes y los otros compañeros al no perturbar el equilibrio de ineficacia de la organización”.

5 comentarios:

José Gómez Sánchez dijo...

Esta es la forma por la que se rigen, entre otros estamentos, las administraciones públicas en España, y así nos va. La meritocracia, unida a los principios de capacidad y publicidad -recogidos en nuestra constitución- debería ser el instrumento de selección de todos los puestos de responsabilidad. Lamentablemente la incompetencia se ha convertido en la regla y no en la excepción. SALUD Y REPÚBLICA

Anónimo dijo...

Total, que a la inevitable ineficacia de algun@s, le sumamos la automermada eficacia de otr@s, y todo irá de puta madre ¿no?

Gracias por los "buenos" consejos sr. Laurence (¿o debo decir sr. bloguero?). Vienen muy bien ahora que la situación nos permite un poco de relax. Yo, carajote de mí, seguiré haciendo mi trabajo lo mejor que pueda.

bomberos-Cádiz dijo...

Peter más bién lo tenía que haber llamado hienaquiologia, que es lo que tenemos por gobernantes.

Anónimo dijo...

es lo que has estado haciendo tu toda tu bida.

Anónimo dijo...

Juanes en el "Rincón del Vago", lo explican mejor.
Ea, ahí te recuerdan lo que no debes de hacer.