3/4/13

Progresismo basura, el PP y la Diputación callada

Si algo se ha dado bien en este chiringuito diputacional, durante 35 años, es el progresismo-basura. O sea, gente más de derechas que la madre que los parió, pero que iban de socialistas de toda la vida. Se apuntaron al carro cuando comprobaron que para medrar era necesario tener el carnet en la boca. No importaba que hubiera que agachar la cerviz, adular al inepto/a de turno, callar ante los desmanes, ser disciplinados ante el poder... Prietas las filas... Quien se movía no salía en la foto. Mas claro, agua. 
Cuando el poder, con su dedo omnipresente, el dedo del dios de la nada, el dedazo poderoso que tan bien
ha funcionado, les señalaba... ¡Ah! ¡Qué alegría!... Subir como la espuma,

ascender, cobrar más dinero... Categoría social... ¿Resultado de los mèritos, capacidad, concursos, exámenes?. Nooooo, por favor. Salvo raras excepciones, era cosa del carnet, la adulación, el ser un adepto/a, sumiso/a, permanecer callado/a. Y a quien, por la razón que fuera, se le ocurría levantar suavemente la voz, ya se sabía la respuesta acusadora, anuladora y estigmatizante: "¿es que eres de derechas?" y en el peor de los casos "fascista", y todo en orden. Así se resolvían los desacuerdos-conflictos. "Es de derechas". Una lógica profunda y aplastante. ¡Que capacidad de análisis!, ¡qué manera de confrontar la divergencia! ¡que forma de promover la libertad de pensamiento y expresión!. Pero, claro, no daban para más. "Es de derechas" ¡Una acusación en toda regla!
Esta gente nunca reflexionó que si ser de derechas es tener el poder, los medios, los cargos, el dinero, la fuerza, el control, los privilegios... Mira por donde, ellos/ellas, los/las integrantes de este progresismo basura, son los que más poder tenían y tienen, más cargos tenían y tienen, más fuerza tenían y tienen, más control tenían y tienen, más pasta tenían y tienen, más privilegios tenían y tienen. 
Así nos ha ido. Y ahora, ante el PP sólo saben decir obviedades, patalear a escondidas y callar. ¿Qué filosofía sustenta sus propuestas? ¿Cuál es su base? ¿Cuáles sus reflexiones? ¿Cuáles sus intenciones?. No se sabe, no contestan.
Porque, en definitiva, en estos 35 años, siempre gobernó gente de derecha, mjuy muy de derecha, aunque lo trataban de ocultar con su afiliación a partidos de la llamada izquierda y una manifestación de progresismo basura; pero su actos y modo de vida los/las denunciaba. 
Y por ello no es de extrañar que las gentes del PP al llegar a Diputación, no se hayan visto impelidas a hacer una limpieza de izquierdistas -tal como algún funcionario periodista agorero auguraba- porque no los había. Allí se encontraron con los suyos, los reconocieron y por eso los/las mantuvieron en sus cargos y a algunos/as los ascendieron. Y, resulta, que la misma gente sigue teniendo el poder y -sobre todo- la pasta. Por eso callan y callan y no dejan de callar. 
¡Que cosas! 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Según Wikipedia:

Facismo

El proyecto político del fascismo es instaurar un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista,...

¡jejeje! Judgen ustedes mismos, al final todos estos no son ni de derechas ni de izquierdas.

Y cada vez que hablan nos ponen de gilipollas:


http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/03/05/vidayartes/1330979259_557017.html


Y todo tiene un límite.

Anónimo dijo...

un artículo para enmarcar, juanes, picha. para enmarcar.

Anónimo dijo...

Todo esto al final desembocará en la 3ª República, sin remisión, ellos se lo están buscando. ISLANDIAZO ya!!
Muy bien dicho Juanes.

Fuerza y honor!!