18/3/13

Las residencias de mayores de nuestra provincia en estado crítico

La tremenda reducción de los conciertos de la Junta de Andalucía, la falta de pago de las plazas concertadas y la prevista bajada en el “precio día/plaza”  deja a las residencias de la provincia de Cádiz a los pies de los caballos.
La situación se agrava día a día. ¿Dónde está la salida?
La Junta sigue sacando subvenciones para que las moscas acudan a la miel, mientras debe 35.000.000 de euros a diferentes ONGs por la labor asistencial que realizan. ¡Absurdo!
El estado de bienestar se hunde mientras la patronal, los partidos políticos y los sindicatos siguen recibiendo millones de euros en subvenciones, ayudas y otras monerías. ¿Es lo que merecemos?
(ver "La quiebra de los últimos días")
(ver "La Junta, ni paga ni invierte...)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Verguenza me da verguenza pertenecer a esta comunidad que desprecia y deprecia el valor humano, cuando la crisis esta en su más alto valor a los mayores los ponemos en el más bajo de nuestro sentimiento, hasta cuando la sociedad vamos a consentir esta incertidumbre y este despótico actuar de esto politiquillos, que en lugar de aunar esfuerzo ponen zancadilla, yo recuerdo de pequeños esos asilos mal ciudado con comidad de rancha a eso queremos llegar, pues coge tu manta y dividela en dos y guarda la mitad para mañana que seguro que te tocara.

Anónimo dijo...

Yo, que soy de izquierdas, voté en las últimas elecciones autonómicas a la alianza Psoe-Iu. Lo hice (ahora me da rubor reconocerlo) ilusionado. Ilusionado pero muy consciente del aparato anquilosado-amiguista-corrupto-demagogo y populista que constituye ese Psoe andaluz, decrépito y borracho de poder. Sabía que me encaraba en las urnas a una Andalucía henchida de socialismo de tres al cuarto y de politicuchos de pacotilla, gañanes bien arrimados y aferrados a la rosa y a su propia mediocridad. Aferrados a la rosa y al capullo; a muchos capullos. Pero iluso y misero de mi, pensé que un soplo nuevo de verdadera izquierda, de corrección ideológica a tanta desfachatez y mangoneo, abría una brecha de esperanza en el horizonte putrido de la mal llamada izquierda socialista de este país. Ay iluso y mísero de mi. La misma mierda empozoñada. Los mismos semi-analfabetos, elevados al cubo del pañuelo palestino y los asaltos al Mercadona de la indignidad
¿La ley de dependencia? a la mierda con ella ¿Servicios sociales? Bah, que les jodan.¿Drogodependencia? Que les den a los yonkis ¿Los ancianos? No cuentan. ¿La culpa de todo? de Madrid y el barbas.
Que asco y que cansancio.

Anónimo dijo...

Pero ellos dicen que no están recortando. Lo repiten una y mil veces. En Andalucía eso no ocurre.