2/8/12

El tribunal supremo consagra el amiguismo y el dedazo como medio para ascender

¿Igualdad, mérito y capacidad? Tonterías...
En la Diputación de Cádiz el dedo ha sido la clave para el ascenso y nombramiento de Directores/as, Subdirectores/as, Jefes/as de Servicio, Jefes/as de Departamento, etc. El dedazo, amiguismo, adhesión, sumisión, afiliación al partido ha sido el eje que vertebra todo el conglomerado de jefitos y jefazos.
Pues bien, si alguien tiene la más remota esperanza de que esto podía cambiar, el tribunal supremo ha consagrado la costumbre seguida hasta la fecha a
norma:  "El sistema de libre designación para cargos intermedios no puede considerarse injustificado porque no se establece para todos ellos, sino tan sólo para los existentes en determinadas unidades administrativas que, por la elevada importancia jerárquica que les corresponde, hacen aconsejable que el cargo intermedio desarrolle sus funciones en una estrecha colaboración con los cargos directivos". Así se carga de un plumazo toda la tontería de igualdad, mérito y capacidad y lo sustituye por la "subjetiva confianza del jefe" para nombrar. (Ver en Diario de Cádiz)
Así nos va.

1 comentario:

J. M. Ahumada dijo...

En un futuro muy próximo la fiscalía anticorrupción va a tener mucho trabajo...