26/4/12

La conspiración de los aduladores

Hoy he leído un magnífico artículo sobre los/las aduladores/ras. 
Pues si, crecen, se desarrollan y multiplican alrededor del sol que mas calienta. Y así consiguen cargos, prebendas, dinero, reconocimiento y supuesta autoridad. Todo gracias a los modos y maneras que el/la adulador/a despliega en un asombroso ejercicio que, realmente lo que denota es su complejo de inferioridad. Por eso son incapaces de decir la verdad y enfrentarse a las consecuencia.
Desgraciadamente, los/las aduladores/ras son enviadiados/as por mucha gente.
Otro día contaré más de este "sabroso" artículo.
Mientras tanto, una pregunta nada simple: ¿Has encontrado en quienes te rodean personas con características tales que se parecen como dos gotas de agua a las descritas aquí?
(Adular: halagar, lisonjear, alabar, agasajar, loar, exaltar, camelar, incensar, embelecar, requebrar, piropear , dar coba, hacer la pelota)

4 comentarios:

puntalanza dijo...

Ya no puedo más, hoy un compañero me dijo: "...tio, de donde no hay no se puede sacar, pasa de to y vive feliz". Creo que tiene razón, es predicar en el desierto. Voy a ser feliz, cuando todo se vaya a la mierda podéis contar conmigo... tanto si hay que hacer resistencia pacífica como si hay que coger un AK. Nunca he querido morir de viejo, creo firmemente en esa máxima "es mejor morir de pie que vivir arrodillado".

Abrazos.

Anónimo dijo...

La conjura de los necios:

http://es.wikipedia.org/wiki/La_conjura_de_los_necios

Anónimo dijo...

El hombre masa, para Ortega y Gasset, es el que no está al mismo nivel de si mismo, el que se encuentra a mitad de camino entre el ignorante y el sabio, que cree saber y no sabe, y el que no sabe lo que debería saber.

Anónimo dijo...

el hombre masa es el increible hulk, home!

Los domingo en sobremesa/ dan un pograma a la juventú/ de un tío con mucha fuersa/ llamado el increible hulk/ y mientras el hombre masa/ se pone verde de "enrritasión"/ en el sofa de su casa mi prima con su novio Ramón/ se ponen morao y grana y hasen la masa en el butacón.

A Diana que es joven le pica, le pica... bla, bla, bla