1/2/12

¿Es la diputación una institución democrática?

Siempre me he preguntado si, realmente, la Diputación es un Organismo con marchamo democrático.
Que yo sepa, en democracia elegimos, mediante el voto, a un determinado partido para que gobierne. Así ocurre en las elecciones nacionales, de la comunidades autónomas y municipales.
Pero, ¿quien elige al presidente de la Diputación?.
Los votos brillan por su ausencia. Como me comentaba un compañero, hace días,  actualmente tenemos aun presidente (del pp) que en su municipio la lista de su partido recibió 14.128 votos. ¿legitiman esos pocos votos -que le auparon como alcalde en su municipio- la presidencia de la más fuerte y potente institución provincial?. Personalmente, no lo creo, porque nadie le votó para ese cargo.
Pero el cenit, el colmo del absurdo y la falta de representatividad democrática en la presidencia de la diputación se lo lleva el anterior presidente (del psoe). En su municipio votaron la lista de su partido 2.593 personas. ¡Nadie le votó para presidente de la diputación!, pero CON SÓLO 2.593 VOTOS accedió a la presidencia de la diputación provincial en la que ha gobernando durante 8 años.
Y esto vale no solo para quien preside, también sirve para todos los políticos y políticas que pueblan y viven de la diputación. Porque la primera verdad verdadera es que quienes aquí están no son por ser elegidos, sino por las decisiones y componendas de sus partidos y entre los partidos. Y la segunda verdad verdadera es que no representan a la ciudadanía de la provincia, porque nadie los eligió.
Este engendro "¡democrático!" tiene nombre: Diputación.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues lo mismo ocurre con las Mancomunidades. ¿Quién los ha elegido para que gobiernen un determinado territorio? Nadie.
La estructura de las Diputaciones son decimononicas.

Anónimo dijo...

Te has pasado con eso de calificar a la diputación como engendro

Anónimo dijo...

La menos democrática de todas nuestras instituciones, dado el carácter de elección indirecta que tienen sus componenentes (léase diputados y presidente), cuyos cargos dependen de las componendas, necesidades y repartos de poder que tengan sus respectivos partidos una vez celebradas las municipales. Mientras las diputaciones no sean elegidas directamente por los ciudadadanos, seguirán estando bajo sospecha ante la opinión pública, y de paso lo seguiremos estando los empleados públicos que en ellas trabajamos .

jfjuanes dijo...


Anónimo:
Dice la RAE, "Engendro": Plan, designio u obra intelectual mal concebidos.