Aún ahora, tantos meses después, la situación no se normaliza en la Diputación. Me cuentan de buena fuente que hay quien masculla por los pasillos, al oído de algún compañero, “¿No estás tú colaborando demasiado?, pues ten cuidado con lo que pueda pasar en el futuro”. Me parece terrible y solo puedo pensar que sean casos aislados. ¿O no? Las cosas están muy duras y no hace falta ponerlas peor. Ayudar a resolver debe ser la prioridad de todo humano que se precie.
Lalia, ¿estás segura que eso "de buena fuente" es cierto? ¿No será de una fuente
de esas que pone "agua no potable?