24/1/12

Cabaña, ayer, hoy y mañana... que me voy, que me quedo.

Pues sí, el Sr. Cabaña ni se va ni se queda de portavoz del psoe, sino todo lo contrario. Hay que comprender su comportamiento: Lo hace por el bien del partido, que estos del pp se quieren comer la tarta y él sabe mucho de comer y atragantarse.
Cabaña se debe creer que los/las militantes del psoe le cantan eso de "No te vayas todavía, no te vayas por favor, que hasta la guitarra mía llora cuando dice adiós", pero la realidad es que la mitad de estos lo que quieren es correrle a guitarrazo limpio y que desaparezca de la escena.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cabaña es muy listo, más de lo que algunos compañeros socialistas se creen, sabe muy bien lo que hace y no da un paso que no haya calculado que le reportará. Se ha enfrentado a la dirección regional y ha ganado... Y para cubrirse las espaldas lo tenemos de diputado nacional. ¡Tú si que vales!

Silvestre Viader dijo...

Cabaña presenta la imagen de lo que no debe ser un político. Con cargos desde que se restauró la democracia, ha conseguido llegar desde la más tierna juventud a le edad de jubilación en el poder sin coger una tiza. Pues no, la clave de la democracia está en la alternancia y en el ejercio de politcos que son y vuelven a ser ciudadanos y saben cómo se vive sin coche oficial y recibiendo cartas del Banco porque se retrasa el pago de la hipoteca.