14/10/11

Igualdad ¿en la desigualdad?

“Responsables de Igualdad de las ocho diputaciones andaluzas han asistido a Cádiz para celebrar una sesión de trabajo coordinación institucional en políticas de igualdad. Este primer contacto –la mayoría estrena cargo tras las últimas elecciones locales- ha servido para poner en común las actuaciones en esta materia que cada una de las Diputaciones está desarrollando, y que se encaminan en varias líneas estratégicas compartidas: prevención, formación, sensibilización o reivindicación” (Ver dipucadiz.es)
Si os fijáis en la foto podréis observar que todas son mujeres (excepto el diputado de bienestar social) . Así desde hace años.
Es más, aquí en la Diputación, en el Servicio de Igualdad, no hay ni un solo hombre.
Parece que, a pesar del tiempo, la paridad ni se quiere, ni es biebvenida.
Para mí es un error de bulto y muy contraproducente. Algo se está haciendo mal, muy mal, cuando después de tanto tiempo no se ha conseguido que ni un solo hombre esté trabajando en la concienciación y promoviendo los principios de la igualdad de género.
Una anécdota. Hace unos 10 años yo quería trabajar en estos temas, fui a hablar con la joven diputada de Igualdad, para solicitarle trabajar en Igualdad. La cara que puso fue un poema. “Bueno, ya veremos! Respondió. Por supuesto, en ese mismo instante supe que la respuesta era "no". Supongo que tal diputada  pensaría "¡Horror, que cara, un hombre trabajando en igualdad!". Pues en esa estamos. ¿Hasta cuando?
Otra Diputada quiso que en las bases de un concurso para seleccionar personal para este servicio apareciera la cláusula de que sólo se podían presentar mujeres. Por, supuesto, los sindicatos se negaron.
En fin, mientras no se cambie de política, se va a seguir dando la impresión que la Igualdad de Género es cosa de mujeres. ¡Qué error y qué pena!

4 comentarios:

Despistao dijo...

Igual dá

Anónimo dijo...

No se que ocurrió en el pasado con el personal político, pero el personal técnico actual en igualdad accedió por principio de igualdad, mérito y capacidad: oposiciones y concursos de traslado, cierto es que hoy día en su mayoría son mujeres las que se interesan por los temas de igualdad, pero esto no es más que reflejo de que aún existe machismo.

Anónimo dijo...

Buenas tardes Juanfra, soy tu compañera Milo y te confieso que es la primera vez que intervengo en un bloq, no terminan de gustarme esta forma de comunicarme en las que se está abusando del anonimato, sobre todo si tengo otra. Lo hago para ponerme a tu disposición para aclarar cualquier cuestión relativa a este tema, si la persona que emite una opinión tiene una información actualizada y veraz seguro que se evitan comentarios tan fuera de la realidad como este y que a simple vista parecen hasta tendenciosos.

jfjuanes dijo...

En ningún momento he dicho que las personas que trabajan en Igualdad de Género no han entrado por cauces legales: Digo, que después de tanto tiempo no ha habido un sólo ministr"o" de igual, ni un sólo secretari"o" de igualdad, ni un diputad"o" (de la Dipu) de igualdad, y que en todas las diputaciones (por lo que sé) los "hombres" -mayoritariamente- están fuera de los equipos de igualdad de género. Y eso me lleva a deducir -tal vez erroneamente- que algo se está haciendo mal o muy mal (ya sabes patrones que se repiten).
Para mí es una política nefasta porque no hay hombres en los puesto de responsabilidad de la lucha por la igualdad de género, con todo lo que esto transmite: "La lucha por la igualdad es cosa de mujeres"... (Simplemente se genera una representación social del fenómeno)
Milo, no creo mi comentario sea tendencioso. Es un análisis de la realidad que observo (vease la foto que publico y otras fotos parecidas). Recuerda Milo, que tu y yo fuimos a Igualdad porque queríamos cambiar de trabajo en la Diputación. Al final a tí te dieron el sí y a mi el no ¿tal vez porque tu eres mujer y yo hombre?. Pues no lo sé, nunca se dignaron responderme, pero queda la duda...
No recibas esto como una crítica negativa. Es todo lo contrario. Desearía que se corrigieran estos "errores" (desde mi punto de vista lo son) para que el desarrollo por la igualdad de género se potenciase aún más en la sociedad.